Muchas emociones a la hora de grabar y editar este vídeo de despedida de Red Buffalo. Me conmueve pensar que lo que deberían ser imágenes del inicio de algo muy bonito, acaben simbolizando en realidad un colofón a una trayectoria corta pero con varios intervalos deslumbrantes. He tenido la suerte y el honor de compartir con ellos parte de su mundo, uno fascinante y acogedor.

Un abrazo a todos los Buffalos, aún quedan muchas carreteras que reinar.